RedLases: Diez años después

No se trata de una magia de los números, que diez años es la mitad de nada (porque dice el tango que veinte no es nada, ya lo vimos antes), ni de cábala, ni de otra cosa más que esa diferencia sideral que existe entre las velocidades de nuestros deseos y la de nuestras manos… Nada más que eso. Nos encantaría contar y dejar en este blog todo lo que hacemos dentro del espacio de la RedLASES! En serio lo digo. Pero, en serio, no es posible. Tampoco creo que sea necesario: hay tantos blogs, eventos, seminarios, talleres, proyectos en que participamos que estoy – y lo digo en singular para corroborar que se trata de mi – resignada a elegir en cada momento una sola cosa prioritaria y posible y darle a ésa. Descubrí hace un tiempo la FM 100.7 – Blues – que me recordó mejor que cualquiera de mis mentores que “más música, menos estrés…”  Porque no hay que engañarse, lo chicos pequeños que son mentores pese a ellos, tienen una velocidad insoportable para nuestra fisiología! Aprendo mucho de ellos, pero bajando la velocidad varios cambios: ellos quieren todo ayer! Yo aprendí a querer lo que puedo hoy.

De lo que quería hablar hoy, teniendo en cuenta que el calendario cuenta poco, es que hace poco más de diez años empezamos la aventura de la RedLASES – Red Latino Americana de SocioEconomía Solidaria – mirando a un Norte especial, el Norte del Sur y no pensábamos ni remotamente en lo que podría pasar en diez años! Ni yo ni los que estábamos en la aventura de proponer que los clubes de trueque eran un instrumento emancipatorio de la sociedad civil y que tendría el destino que tuvo.

En el umbral de mi cocina, hay una caja de luz de la que cuelgan gafetes, cartelitos, recuerdos mínimos de eventos que me permiten actualizar groseramente el curriculum vitae cada tanto: ahí está el testimonio inobjetable de redlases diez años después. No dije objetivo, claro. Quiero remitir a lo hecho no planeado, que es siempre lo mejor. Si bien no pensábamos en extender los clubes de trueque hasta el ultimo territorio posible en el planeta, era lo que la gente nos demandaba: “Y qué pasará cuando todo se haga con las monedas del club del trueque?” Esa pregunta nos hacía reír porque sabíamos de las epigénesis, que en algún momento aparecerían nuevas formas, nuevas estrategias

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s